Receta: Coffee Cake Invernal

by - 08:00

Coffee+cake+de+Zapallo+con+salsa+de+caramelo+y+jengibre
      Ahora que está comenzando el invierno y la temperatura desciende cada vez más, tenía ganas de aprovechar para preparar un delicioso postre típico de la estación: el coffee cake de zapallo con salsa de caramelo y jengibre. Si bien necesita de unos cuantos ingredientes, es bastante fácil de hacer, y su sabor dulce y picante lo transforma en la torta por excelencia para pasar las tardes de frío, acompañada con un humeante café. Espero que les guste y, si se animan a hacerla, no olviden etiquetarme en las fotos a través de mis redes sociales :)

     Esta es la receta para el Coffee Cake tradicional, con la cubierta de streusel crocante y un ligero gusto a jengibre que le dan a esta dulce tentación una personalidad culinaria muy especial. Si nunca lo han probado, les recomiendo que lo intenten. Es sencillo de hacer y, definitivamente, se merece una oportunidad.

     INGREDIENTES

     Para el bizcochuelo:
  • 1 zapallo pequeño (de cualquier tipo). Máximo 1 kg o incluso menos -usaremos sólo un poco en nuestra receta-
  • 250 gr de harina 0000
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 160 gr. de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal 
  • 3 huevos
  • 100 gr. de manteca a temperatura ambiente
  • 100 ml. de crema de leche
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Especias: 1 cucharada de jengibre en polvo, 1 cucharada de canela, 1 cucharadita de nuez moscada y 1 cucharadita de clavo de olor molido.
      Para el streusel de canela (cobretura)
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 cucharada de canela 
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharadita de clavo de olor molido
  • 50 gr. de manteca fría
  • 70 gr. de harina
       Para la salsa de jengibre
  • 50 gr. de manteca a temperatura ambiente
  • 100 ml. de crema de leche
  • 1 cucharada de jengibre en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 200 gr. de azúcar (si es blanca, la salsa quedará color ambar. Mientras más oscura sea el azúcar, más oscura quedará la salsa. Opcional: reemplazar la mitad de la cantidad con azúcar negra).
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.

      BIZCOCHUELO:
  1. Precalentar el horno a 200 °C
  2. Cortar el zapallo a la mitad, quitarle las semillas, colocarlo boca abajo en una bandeja aceitada y cocinar en el horno durante 45 minutos o hasta que la carne quede suave. Retirar del horno, dejar enfriar y procesar hasta hacerlo puré.
  3. En un pequeño bowl, mezclar la harina, el bicarbonato de sodio, la canela, la nuez moscada, el clavo de olor y la sal. Dejar a un costado para utilizarlo después.
  4. En otro recipiente, mezclar y cremar la manteca con el azúcar hasta obtener una textura suave y uniforme. Luego añadir los huevos (mezclando de a uno para que se incorporen bien). Añadir la crema de leche, 100 gr. del puré de zapallo y la esencia de vainilla. Revolver bien hasta obtener una mezcla uniforme.
  5. Finalmente, añadir la mixtura que habíamos realizado de harina e ingredientes secos y revolver SÓLO hasta que la mezcla quede homogénea (No batir ni sobre-mezclar). Dejar aparte mientras preparamos el streusel.
  6. Para hacer el streusel, colocar en un bowl el azúcar, la harina, la canela, la nuez moscada, el clavo de olor y la manteca. Romper la manteca con los dedos sobre los ingredientes secos hasta obtener una textura granulada similar a la arena.
  7. En un molde emantecado y enharinado, agregar la mitad de la mezcla del bizcochuelo, espolvorear encima 1/3 del streusel, añadir la otra mitad del bizcochuelo y luego cubrir con el resto del streusel.
  8. Llevar al horno y cocinar durante 45 minutos o hasta que al introducir un palillo en el centro éste salga seco.
      SALSA DE CARAMELO Y JENGIBRE
  1. En un pequeño jarro para hornalla, mezclar la manteca con el azúcar y revolver sobre un fuego suave hasta que la manteca se derrita y empiece a romper hervor
  2. Incorporar los 100 gr. de crema de leche, revolver y dejar que se cocine entre 5 y 6 minutos hasta que espese un poco. La mezcla debe permanecer líquida (se espesará mucho cuando se enfríe). Si se deja demasiado tiempo sobre el fuego se cristalizará el caramelo y no es esto lo que queremos!
  3. Sacar del fuego y, cuando deje de burbujear, añadir la esencia de vainilla y el jengibre en polvo. Revolver bien hasta incorporar todo de manera uniforme.
      ENSAMBLAR
  • Dejar que tanto el bizcochuelo como la salsa se enfríen a temperatura ambiente y luego verter la salsa sobre el bizcochuelo. Ahora sí, a disfrutar.

Espero que les haya gustado :) Díganme en los comentarios si la van a probar y si les gusta que cada tanto suba algunas de estas recetas al blog. Amo cocinar, y es un pasatiempo que me interesa compartir con ustedes. Bon apetit!


Quizás también te interese:

2 comentarios

  1. Ohhhhhh! El día de mi descanso voy hacer experimentos con el horno. Bueno, el horno de mi mamá XD. Mejor malogro su cocina. Las fotos se ven tan cálidas y acogedoras. Voy a intentar hacerlo. Lo que mejor me sale es eL queque de naranja. O al menos eso me parece XD. Por cierto, es la primera vez que veo que la preparación es a base de zapallo. He comido pastel de choclo. Pero ¿zapallo? Voy a intentarlo y te lo haré saber besos Rodri un gusto leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojala te salga rica y la disfrutes :) A mí me encanto. Y es la primera vez que la hago. Las calabazas y los zapallos son excelente compañía para los meses de otoño e invierno :P Si sabes cómo prepararlos y condimentarlos hacen exquisitos postres. Si la haces taggeame en la foto ;)

      Eliminar